Boca Juniors y River Plate en contra de que la final se juegue en Madrid.

La decisión de la Conmebol de fijar la final de la Copa Libertadores en Madrid se produce después de que el sábado pasado, el partido fue suspendido por la agresión de los hinchas de River Plate al autobús que trasladaba al estadio a los jugadores de Boca Juniors.

Ante esta situación, Boca anunció temprano que apelará ante una instancia superior, e incluso ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS). A la medianoche de jueves, River también comunicó su rechazo a que la Conmebol le haya quitado la condición de local en su estadio Monumental, entre otras sanciones que le aplicó.

El anuncio de Boca implica que seguirá reclamando que le den por ganado el encuentro que tuvo que suspenderse en el estadio riverplatense. La entidad azul y oro dijo en un comunicado que “no comparte los argumentos” de los jueces y que llevará el caso “ante la Cámara de Apelaciones de la Conmebol y, eventualmente, ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS)”.

 

Diego Armando Maradona también se manifestó en contra de la decisión de la ConmebolReuters/Muhammad Hamed

Quien también se manifestó en contra de esta decisión fue el astro argentino Diego Armando Maradona quien tuvo declaraciones ofensivas en contra de los dirigentes de la Conmebol y de la federación argentina.

“Quiero decirle a Alejandro Domínguez (presidente de la Conmebol)—qué carajo tengo que ver yo si mi familia quiere ir a ver un partido de Boca-River y tengo que llevarla a Madrid. ¿Qué? ¿Somos todos (el presidente argentino Mauricio) Macri?”,

 

Maradona criticó la decisión de mover la final y sugirió hacerla en una cancha neutral de Argentina como el estadio de Vélez aduciendo que el hacerlo en Madrid implicará elevados costos con los que se podría pagar las deudas que la federación argentina tiene actualmente.